¿Cuántas veces crees que vas a cobrar en toda tu vida? Recuerdo que como a los 21 años yo estaba en una conferencia de liderazgo y el speaker preguntó cuántos días pensábamos que íbamos a vivir. Nos ofrecía tres respuestas: 80 mil días, 50 mil días o 29 mil días. Evidentemente casi nadie respondió 29 mil días pero si calculas 80 años por 365 días, te va a dar 29,210.

Eso me hizo tener mucha perspectiva de que pensamos que somos eternos y que vamos a vivir toda la vida. Quizás pensamos que los cobros y la cantidad de veces que vamos a cobrar también es eterna. Cuando hice el mismo cálculo pero para la cantidad de veces que íbamos a cobrar toda la vida, si trabajamos desde los 20 años hasta los 65 años, vamos a cobrar un promedio de 500 meses o 1,000 quincenas. No más de ahí, imagínate si ya tienes 40 años, cuántas te quedan (y perdón por el dolor que te pueda causar al hacerte esa pregunta).

Entonces lo que haces cada vez que cobras es muy importante y por eso yo elaboré una rutina especial del día de cobro que puede cambiar tu vida financiera,  se llama Presupuesto Cero. Esta rutina busca asignar las partidas de todos los gastos que sabes que tienes, hazlo en los primeros 15 minutos después de que  cobras, y a parte, táchalo con un color verde como premiándote por haberlo hecho. La idea es que disfrutes esos 15 minutos y digas ”ya cobré, déjame abrir un Excel, marcar lo que cobré y empezar a pagar todo lo que no es mio (casa, carro, préstamos hipotecarios; sin importar que el préstamo sea dentro de 5 días, págalo desde que cobras para salir de eso). Guarda en un sobre lo del supermercado si vas varias veces a la semana, igual para los Ubers, gasolina y todas las demás partidas. 

¿Por qué? porque da una paz increíble y también un choque de realidad al mismo tiempo. Si no calientas el dinero, lo distribuyes desde que tu cobras y le agregas ahorrar de todas tus quincenas para subir al próximo nivel, como parte de la distribución, eso te va arrojar un sobrante que es verdaderamente la cantidad de dinero que cobras. Tú no cobras lo que cobras sino lo que te queda después de sacar todo el dinero que no es tuyo.

Entonces el propósito de esta nueva rutina es primero que te premies un poco con la dopamina de decir ya cobré 🙌🏽, ya lo taché de verde, también que te organices y en un solo listado guardes todos tus gastos que son repetidos, estos suceden todos los meses y lo debes guardar y tachar mensualmente. Saber qué cantidad de dinero se te va en cada partida te dará una paz por haberlo cubierto todo y lo que te sobra ya es todo tuyo. 

El último efecto de hacer esta rutina es que como te sobrará muy poco las primeras veces, vas a querer salir pronto de préstamos o salir pronto de gastos fijos que no necesitas para ampliar ese sobrante y decir: “Ok, antes me sobraban $10,000 y ahora logré que me sobraran $15,000″ 💸💪🏽.

Esta es tu nueva rutina del día de cobro📝. Espero ser de gran ayuda para incrementar tu educación financiera.

Un abrazo,

Félix Rosa, The Money Coach.